De acuerdo a XDA Developers , recientemente descubierto código indica que Android P impedirá que las aplicaciones accedan a la cámara de un dispositivo o un micrófono si llegan a estar en ejecución en segundo plano. Esto debería ser una gran ayuda para los usuarios conscientes de la seguridad que ya no tendrán que preocuparse por aplicaciones maliciosas que sigan de cerca su comportamiento.

Si bien Google sin dudas ha mejorado para reforzar la seguridad general de Android, los informes de aplicaciones maliciosas que causan estragos en los usuarios parecen surgir cada pocos meses. Hace apenas unos meses, por ejemplo, se descubrió que un trozo de malware de Android llamado GhostCtrl estaba grabando en secreto audio y video desde una variedad de dispositivos Android.

En cuanto al código P de Android en cuestión, que se detectó originalmente en el compromiso de Android Open Source Project desde el 19 de enero, el compromiso señala que cualquier aplicación individual que se encuentre inactiva, es decir, que funcione en segundo plano, experimentará un código de error si intenta activar la cámara.

Si bien esto es una buena noticia, Slashgear plantea un escenario interesante en el que la limitación mencionada podría ser en realidad un perjuicio:

Sin embargo, hay un caso de uso potencialmente válido de no dejar que el “usuario” sepa que la cámara está grabando actualmente. Existe una clase de aplicaciones antirrobo que, a petición del usuario, comenzará a grabar con la cámara frontal para capturar imágenes del ladrón, o al menos del entorno, sin alertarlo. La nueva política de Android P haría que esas funciones sean inútiles.

Por cierto, con la introducción del Android P cada vez más cerca con cada semana que pasa, la adopción de Android O sigue siendo extremadamente baja. Según el panel de desarrolladores de Google, solo el 1,1% de todos los dispositivos Android ejecutan el último software de la compañía.